domingo, 10 de mayo de 2009

las 48 leyes del poder, parte III

Ley Nº 33: DESCUBRA EL TALÓN DE AQUILES DE LOS DEMÁS

Todo individuo tiene un punto débil, una fisura en la muralla que rodea su fortaleza. Por lo general, esa debilidad es algo que le causa inseguridad, o una emoción o una necesidad que lo supera. También puede ser un pequeño placer secreto. Sea lo que fuere, una vez que usted le haya descubierto esa debilidad se convierte en un elemento de presión que podrá manejar a su antojo

COMO DESCUBRIR EL TALÓN DE AQUILES DE LOS DEMÁS

PRESTE ATENCIÓN A LOS GESTOS Y SEÑALES DEL SUBCONCIENTE: Las debilidades son reveladas por los gestos que en apariencia carecen de importancia o po palabras dichas “al pasar”. La calve no reside sólo en qué buscar, sino en cómo y dónde buscar. La conversación cotidiana ofrece una de las minas más ricas en debilidades, así que aprenda a escuchar.

DESCUBRA AL NIÑO INDEFENSO: La mayoría de las debilidades se generan en la infancia, antes de que el Yo construya defensas para compensarlas. Quizás el niño fue consentido en un aspecto particular, o quizás alguna necesidad emocional no le fue satisfecha. A medida que el niño crece, esa flaqueza puede reprimirse, pero nunca desaparece. Conocer la infancia de una persona le ofrecerá una poderosa clave para descubrir los puntos débiles

BUSQUE LOS CONTRASTES: Una característica manifiesta con frecuenta oculta su opuesto. Quienes hacen alarde de coraje suelen ser grandes cobardes; un exterior pudoroso puede ocultar un alma lasciva; los conservadores y prudentes a menudo ansían aventuras; los tímidos mueren por llamar la atención. Al explorar más allá de las apariencias, muchas veces descubrirá que las debilidades de la gente son en realidad lo opuesto de las cualidades que manifiestan

ENCUENTRE EL ESLABÓN DÉBIL: A veces, en su búsqueda, lo que importa no es el “qué”, sino el “quién”. En las versiones contemporáneas de las cortes suele haber detrás de escena alguien que tiene gran poder e influencia sobre una persona aparentemente más encumbrada. Esos manipuladores del poder que actúan en las sombras son el eslabón débil del grupo. Sepa ganarse el favor de esa persona, e indirectamente podrá influir en el jefe. Por otra parte, incluso en un grupo de gente que parece actuar en pos de un mismo objetivo, siempre hay un eslabón débil en la cadena. Encuentre a la persona que cederá a la presión

LLENE EL VACÍO: Los 2 vacíos emocionales más importantes son la inseguridad y la infelicidad. El inseguro aceptará cualquier cosa a cambio de reconocimiento social, el infeliz crónico, tiene algún motivo para serlo: averígüelo. El inseguro y el infeliz son personas menos capaces de disimular sus debilidades.

APROVECHE LAS EMOCIONES INCONTROLABLES: La emoción incontrolable puede ser un miedo paranoico (un miedo desproporcionado para la situación) o cualquiera de las emociones más primitivas: lujuria, codicia, vanidad u odio. La persona que es presa de esas emociones suele ser incapaz de controlarse, de modo que usted puede ejercer ese control por ellos


INVALIDACIÓN

Jugar con los puntos débiles de otros implica un riesgo importante: usted puede generar una acción que después no logre controlar. En el juego del poder, siempre deberá mirar varios pasos más adelante y planificar en consecuencia. Por otro lado, explote el hecho de que los demás son más emocionales e incapaces de la misma previsión. Sin embargo, cuando usted juega con aspectos vulnerables de otros, con las áreas sobre las cuales no tienen control, puede desencadenar emociones que alterarán sus planes. Si impulsa a los tímidos a una acción audaz, quizá vaya demasiado lejos; si responde a la necesidad de atención y reconocimiento de estos individuos, quizá necesiten de usted más de lo que está dispuesto a dar; el elemento indefenso e infantil con el que usted especula puede volvérsele en contra. Cuanto más emocional sea el punto débil del otro, mayor será el riesgo potencial. Conozca los límites de este juego y nunca se deje llevar por las ansias de controlar al otro. Lo que usted busca es poder, no la emoción de dominar




Ley Nº 34: ACTÚE COMO UN REY PARA SER TRATADO COMO TAL

Su forma de actuar determinará cómo lo tratarán los demás: a la larga, una presencia vulgar o común hará que la gente le pierda el respeto. Porque un rey se respeta a sí mismo e inspira el mismo sentimiento en los demás. Al adoptar una actitud de rey, mostrando confianza en su propio poder, logrará que lo consideren destinado a llevar una corona real sobre la cabeza

INVALIDACIÓN

La idea en que se basa la actitud de mostrar un aplomo digno de un rey es la de diferenciarse del común de la gente. Sin embargo, si lleva esta actitud demasiado lejos puede llegar a resultar contraproducente. Nunca cometa el error de pensar que usted se eleva mediante la humillación de los demás. Tampoco es sensato estar demasiado por encima de la multitud, dado que se convierte en un blanco fácil para sus adversarios. Hay momentos en los que una posición demasiado aristocrática puede resultar peligrosa.




Ley Nº 35: DOMINE EL ARTE DE LA OPORTUNIDAD

Nunca demuestre tener prisa, ya que el apuro delata una falta de control sobre el tiempo y sobre su propio accionar. Muéstrese siempre paciente, como si supiera que, con el tiempo, todos sus deseos se cumplirán. Conviértase en especialista en el arte de detectar el momento propicio para cada cosa. Descubra el espíritu de los tiempos actuales y las tendencias que lo llevarán al poder. Aprenda a mantenerse a la expectativa cuando el momento propicio no haya llegado, y a golpear con fuerza cuando la oportunidad se presenta


INVALIDACIÓN

No se puede ganar poder alguno soltando las riendas y adaptándose a lo que el tiempo quiera traer. En cierta medida, usted deberá dirigir el tiempo, o de lo contrario se convertirá en su víctima. Por lo tanto, no hay ningún caso en que esta ley nos ea válida




Ley Nº 36: MENOSPRECIE LAS COSAS QUE NO PUEDE OBTENER: IGNORARLAS ES LA MEJOR DE LAS VENGANZAS

Al prestar atención a un problema trivial, lo convierte en real y le confiere importancia. Cuanta más atención le preste a un enemigo, tanto más lo fortalecerá. Y, a menudo, un pequeño error se magnifica en el intento de corregirlo. A veces, lo mejor es dejar ciertas cosas por completo de lado. Si hay algo que usted desea pero no puede obtener, menos précielo. Cuanto menos interés demuestre, mayor será el nivel de superioridad que verán los demás en usted

INVALIDACIÓN

Es necesario jugar la carta del menosprecio y del desdén con cuidado y delicadeza. Casi todos los pequeños problemas desaparecen por sí mismos si se los deja en paz. Sin embargo, hay algunos que crecen y supuran si usted no les presta atención. Si ignora una persona de posición inferior, cuando quiera acordarse, ese individuo se habrá convertido en un serio rival, y el menosprecio de usted la habrá vuelto vengativa. Desarrolle la habilidad de percibir los problemas mientras todavía son pequeños y atacarlos antes de que se vuelvan incontrolables o ya no tengan remedio. Aprenda a diferenciar entre lo potencialmente desastroso y lo levemente irritante. Sin embargo, en cualquiera de los 2 casos, nunca descuide el problema por completo. Mientras un problema siga vivo, puede arder y volver a estallar en llamas en cualquier momento




Ley Nº 37: ARME ESPECTÁCULOS IMPONENTES

Una imaginería impactante y gestos simbólicos grandiosos generan aura de poder, ya que ejercen gran atracción sobre todos. Presente espectáculos imponentes para quienes lo rodean, plenos de elementos visuales fascinantes y radiantes simbolismos, que enfaticen su presencia. Encandilados por las apariencias, los demás no se darán cuenta de lo que usted está haciendo en realidad

INVALIDACIÓN

No se puede lograr el poder si se ignoran las imágenes y los símbolos. No hay invalidación posible




Ley Nº 38: PIENSE COMO QUIERA, PERO COMPÓRTESE COMO LOS DEMÁS

Si usted hace ostentación de ir contra la corriente, alardeando acerca de sus ideas poco convencionales y sus actitudes heterodoxas, la gente pensará que usted sólo desea llamar la atención y que desprecia a los demás. Encontrarán la forma de castigarlo por hacerlos sentir inferiores. Es mucho más seguro confundirse con la masa y adoptar un cierto aire “común”. Limítese a compartir su originalidad con amigos tolerantes y con aquellas personas de las que está seguro que aprecian su forma de ser diferente y especial

INVALIDACIÓN

La única situación en que vale la pena destacarse es cuando usted ya se halla en una posición destacada: cuando haya logrado un sitial de poder inamovible y pueda exhibir su diferencia d los demás como signo de la distancia que los separa de usted. Aún así, incluso quienes alcanzan las alturas del poder harían mejor en simular al menos un cierto toque “común”, pues en algún momento podrán llegar a necesitar el apoyo popular. Por último, siempre hay un lugar para la persona que desafía con éxito las costumbres y se burla de los aspectos muertos u obsoletos de una cultura., pero requiere del don y al capacidad de divertir y encantar a las masas.




Ley Nº 39: REVUELVA LAS AGUAS PARA ASEGURARSE UNA BUENA PESCA

La ira y las emociones son estratégicamente contraproducentes. Siempre deberá mantenerse sereno y objetivo; pero si puede enfurecer a sus enemigos mientras usted conserva la calma, obtendrá una ventaja decisiva. Desubique a sus enemigos: descubra la grieta a través de la cual pueda sacudirlos y manejarlos

INVALIDACIÓN

Cuando juegue con las emociones de la gente, deberá tener mucho cuidado. Estudie al enemigo de antemano: hay algunos peces que más vale dejar en el fondo del estanque. Usted puede provocar a los poderosos y lograr que cedan y negocien, pero antes analice con quién está tratando. Busque la grieta en el poder del otro, pero en caso de no hallarla, no tendrá nada que ganar y todo que perder al provocarlo. Elija con cuidado a quién tentará con su carnada, y nunca provoque a los tiburones. Por último, ha ocasiones en que un estallido de ira en el momento oportuno podrá favorecerlo, pero deberá tratarse de una ira prefabricada y estrictamente controlada. Eso le permitirá determinar con exactitud cómo y sobre quién caerá. Nunca provoque reacciones que puedan volverse contra usted. Pero si sus explosiones temperamentales (fingida o espontánea) son con mucha frecuencia, perderá su poder




Ley Nº 40: MENOSPRECIE LO QUE ES GRATUITO

Todo lo que es gratuito es peligroso, ya que por lo general implica alguna treta o un compromiso oculto. Las cosas que tienen valor valen la pena pagarse. De esta manera, no estará obligado a gratitud alguna, se verá libre de culpa y evitará fraudes y engaños. Lo más inteligente es, a menudo, pagar el precio total. Cuando hablamos de excelencia no hay gangas. Sea generoso con su dinero y hágalo circular, dado que la generosidad es señal e imán de poder

TÍPICOS PERSONAJES OPUESTOS A ESTA LEY (aprenda a identificar y correr de ellos o utilizarlos a su favor según el caso):

EL PEZ CODICIOSO: Este individuo deshumaniza el dinero. Frío e inescrepuloso, sólo ve las impersonales cifras de un balance comercial. Dado que sólo ven al prójimo como peón o como un obstáculo para la obtención de riqueza, estos especimenes pisotean los sentimientos de los demás y alejan a quienes podrían ser valiosos aliados. Nadie quiere trabajar con un pez codicioso, por lo cual estos individuos suelen terminar aislados, víctimas de su propia ambición. Evite a estos sujetos antes de que lo exploten, o utilice la codicia que los caracteriza en beneficio de usted

EL DEMONIO DEL REGATEO: El poderoso evalúa todo por sus costos, no sólo en términos de dinero sino de tiempo, dignidad y tranquilidad interior. Y esto es exactamente lo que el demonio del regateo es incapaz de hacer. Pierde valioso tiempo buscando gangas, se preocupa sin cesar por lo que podría haber conseguido en otra parte por un poco menos. Además, la ganga que adquiere es a menudo algo deslucido o de mala calidad. Estos individuos parecen dañarse sólo a sí mismos, pero sus actitudes son contagiosas: si usted no se defiende de ellos, le contagiarán esa sensación de inseguridad que implica pensar que debería haber buscado con más ahínco hasta conseguir un precio menor. No discuta con este tipo de persona ni intente cambiarla. Limítese a hacer un breve cálculo mental, sumando el costo, al menos en tiempo y paz interior .

EL SÁDICO: El sádico financiero realiza arteros juegos de poder con el dinero para reafirmar su dominio sobre los demás. Este individuo piensa que el hecho de pagar por algo le otorga el derecho a torturar al vendedor. Son incapaces de comprender el elemento cortesano del dinero. Si usted tiene la mala suerte de tratar con una persona así, le convendrá resignarse a sufrir una pérdida financiera antes que enredarse en tan destructivos juegos de poder

EL DADIVOSO QUE NO DISCRIMINA: La generosidad cumple una función muy definida en el ámbito del poder: atrae a la gente, la ablanda, la convierte en aliada. Pero es preciso utilizarla de manera estratégica, con un objetivo definido. El dadivoso que no discrimina, por el contrario, es generoso porque desea que todos lo quieran y lo admiren. La generosidad de estos individuos es tan indiscriminada, y va acompañada de tanta necesidad de reconocimiento, que difícilmente logre el efecto deseado: si dan de todo a todos, ¿por qué habría de sentirse especial el destinatario? Por muy atractivo que pueda parecer convertir en víctima al dadivoso, en cualquier tipo de relación con este individuo usted sufrirá la tremenda carga de las insaciables necesidades emocionales del otro


INVALIDACIÓN

El poderoso nunca olvida que lo que se ofrece gratis es siempre una trampa. Los amigos que ofrecen favores sin pedir pago alguno más adelante querrán algo mucho más caro que el dinero que usted les habría pagado. La ganga esconde problemas, tanto materiales como psicológicos. Aprenda a pagar y bien. Por otro lado, esta ley ofrece grandes oportunidades para engañar y embaucar a otros, si la ve desde el lado contrario.




Ley Nº 41: EVITE IMITAR A LOS GRANDES HOMBRES

Lo que se produce por primera vez siempre parece mejor y más original que lo que viene después. Si usted sucede a un gran hombre o tiene padres célebres, deberá lograr el doble para poder superar la imagen de ese “modelo”. No se pierda en la sombra de esos “grandes” ni se quede estancado en un pasado que no es obra suya: encuentre su propia identidad y reafírmela con su accionar diferente. Elimine a ese padre dominante, reniegue de su herencia y gane poder a través de sus propios méritos

INVALIDACIÓN

La sombra de un gran predecesor podría utilizarse de manera ventajosa si se lo hace por elección, como una táctica que puede destacarse una vez que nos haya conducido al poder. A menudo el pasado tiene elementos de los que vale l a pena adueñarse, cualidades que sería tonto rechazar sólo por la necesidad de ser diferente. Por último es sabio no perder de vista al os jóvenes, sus futuros rivales en el poder. Así como usted trata de librarse de su padre, ellos pronto le harán el mismo juego a usted, denigrando cuanto haya logrado. Así como usted asciende rebelándose contra e pasado, no deje de observar a quienes surgen desde abajo, y no les dé la oportunidad de hacer lo mismo con usted




Ley Nº 42: MUERTO EL PERRO, SE ACABÓ LA RABIA

Los problemas suelen tener su origen en un solo individuo fuerte: el instigador, el subalterno arrogante, el sembrador de inquinas y resentimientos. Si usted deja espacio para el accionar de este tipo de individuo, otros sucumbirán a la influencia del personaje. No espere a que los problemas que él causa se multipliquen, y no trate de negociar con él, pues es irrecuperable. Neutralice esa influencia, aislándolo o eliminándolo.


INVALIDACIÓN

Maquiavelo dijo: “Cualquier daño que usted haga aun hombre debiera ser infligido de modo tal que usted no tenga por qué temer su venganza”. Si usted actúa para aislar a su enemigo, asegúrese de que carezca de los medios para devolverle el favor. Es decir, si usted aplica esta ley, aplíquela a partir de una posición de superioridad, a fin de que no tenga nada que temer del resentimiento de los demás. En otras ocasiones puede ser mejor mantener a esa persona a su lado, donde usted lo pueda vigilar, que crearse un furioso enemigo. Si lo tiene cerca, podrá ir socavándole lentamente la base, de modo que, cuando llegue el momento, bastará conmoverla un poco para que se desmorone por completo




Ley Nº 43: TRABAJE SOBRE LA MENTE Y EL CORAZÓN DE LOS DEMÁS

La coerción provoca una reacción que, con el tiempo, puede actuar en contra de usted. Es necesario lograr, mediante maniobras de seducción, que los demás se muevan en la dirección que usted desea. Una vez seducida, la persona se convierte en su leal servidor. Y la forma más eficaz de seducir a alguien consiste en manejar con habilidad las flaquezas y la psicología del individuo. Debilite la resistencia del otro a través de la manipulación de las emociones, jugando con lo que el otro ama y valora, o lo que teme. Si usted ignora el corazón y la mente de los demás, terminarán odiándolo


INVALIDACIÓN

No hay ningún caso en que esta ley no sea válida




Ley Nº 44: DESARME Y ENFUREZCA CON EL EFECTO ESPEJO

El espejo refleja la realidad pero también es el arma perfecta para el engaño: cuando usted refleja a sus enemigos, haciendo exactamente lo que hacen ellos, sus rivales no lograrán deducir su estrategia. El efecto espejo los burla y humilla, lo cual los lleva a reaccionar en forma desmedida. Al poner un espejo frente a su psique, usted los seduce con la ilusión de que comparte sus valores. Al reflejar sus acciones en un espejo, les enseña una lección.

EFECTOS ESPEJO:

1) EL EFECTO NEUTRALIZADOR: Haga lo que hacen sus enemigos, imite las acciones de ellos lo mejor posible y no podrán detectar sus verdaderas intenciones. La estrategia habitual de sus enemigos para manejarlo a usted se basa en las reacciones que lo caracterizan; neutralice esas reacciones mimetizándose con sus enemigos. Esta táctica surte un efecto burlador e irritante (algo similar a la irritante sensación de la infancia cuando alguien hace burla imitándonos).

2) EL EFECTO NARCISO: Todos tenemos un problema similar al de Narciso: estamos profundamente enamorados de nuestra persona, pero dado que ese amor excluye a un objeto de amor externo a nosotros mismos, permanece insatisfecho y no realizado. El Efecto Narciso juega con el narcisismo universal: usted mira hasta el fondo del alma de la otra persona, intuye sus más íntimos deseos, gustos, etc., y refleja todo esto, convirtiéndose en una especie de imagen reflejada del otro. Esto no es más que la habilidad de mimetizarse con otra persona de forma psicológica. En general los demás nos bombardean con sus experiencias personales sin esforzarse en ver las cosas a través de nuestros ojos. Si usted demuestra que entiende a otra persona, al reflejar sus más íntimos sentimientos, esa peroran quedará fascinada y usted logrará desarmarla. Fabrique esa imagen para satisfacerlos y lograr así sus propios objetivos

3) EL EFECTO MORAL: El poder del argumento verbal es en extremo limitado, y a menudo logra lo opuesto de lo que pretendemos. Gracián dijo: “La verdad por lo general se ve; muy pocas veces se oye”. El efecto moral es la forma perfecta de demostrar las propias ideas a través de la acción. En síntesis, usted da a otros una lección al hacerles lo mismo que ellos pretenden hacer con usted. Usted les hace sentir que se han comportado con usted de manera desagradable o hiriente en lugar de quejarse y lamentarse, lo cual sólo los pone a la defensiva

4) EL EFECTO ALUCINATORIO: Consiste en crear una copia perfecta de un objeto, lugar o persona. Esa copia actúa como una especie de maniquí: la gente lo considera autentico porque tiene la apariencia física de lo auténtico. Ésta es fundamentalmente la técnica utilizada en cualquier situación que requiera de camuflaje


ADVERTENCIA: CUÍDESE DE LAS SITUACIONES QUE SON SÓLO REFLEJOS

Los espejos contienen gran poder pero también peligrosos escollos, incluso la situación reflejada: una situación que parece reflejar otra previa, sobre todo en forma y aspecto superficial. A menudo, usted podrá caer en una situación semejante sin comprenderla por completo, mientras que quienes lo rodean la comprenden muy bien y comparan (tanto a la situación como a usted) con lo que ha sucedido antes. La mayoría de las veces usted sale perdiendo en la comparación: o bien parece más débil que quien ocupaba antes su posición, o termina contaminado por asociaciones desagradables que esa persona ha dejado detrás de sí. Evite esos efectos asociativos como la peste. En una situación reflejada, usted tiene poco o ningún control sobre la imagen reflejada y los recuerdos que pueden relacionarse con usted. Cualquier situación que usted no controle es peligrosa. Incluso si la persona o el hecho con que lo asocian tiene connotaciones positivas, usted sufrirá por no ser capaz de llegar a la misma altura, dado que el pasado, en general se ve más grande que el presente. Si en algún momento observa que la gente lo asocia con algún hecho o alguna persona del pasado, haga todo lo que pueda para diferenciarse de ese recuerdo y destruir ese reflejo




Ley Nº 45: PREDIQUE LA NECESIDAD DE INTRODICUR CAMBIOS, PERO NUNCA MODIFIQUE DEMASIADO A LA VEZ

En teoría, todo el mundo comprende la necesidad del cambio, pero en el nivel cotidiano, el ser humano es hijo de la costumbre. Demasiada innovación resulta traumática y conducirá a una rebelión. Su usted es nuevo en una posición de poder, o un tercero que intenta construir una base de poder, haga alarde de respetar la forma tradicional de hacer las cosas. Si se impone un cambio necesario, hágalo aparecer como una leve modificación positiva del pasado


INVALIDACIÓN

El pasado es un cadáver que usted puede usar como más le convenga. Si lo que sucedió en el pasado reciente fue duro y doloroso, asociarse a él puede llevar a la autodestrucción. Preste atención a la realidad de su tiempo, pero comprenda que si implementa un cambio audaz, separándose por completo del pasado deberá evitar a toda costa que se produzca un vacío, ya que de lo contrario despertará el terror al cambio. Incluso una historia reciente desagradable podrá parecer preferible a un espacio vacío. Llene ese espacio de inmediato con nuevos rituales y nuevas formas. Cuando se tornen familiares, el efecto sedante que ejerzan asegurará la posición de usted entre las masas. Por último, las artes, la moda y la tecnología parecerían ser áreas en las cuales el poder proviene de la creación de una ruptura radical con el pasado para abrir nuevos caminos. Es verdad que una estrategia de este tipo puede ofrecer gran poder, pero también implica grandes riesgos: es inevitable que las innovaciones de uno sean superadas por otros. Es algo sobre lo cual usted tiene poco control. El poder que esto genera es endeble y de corta vida. Lo que debe hacer es construir su poder sobre bases más sólidas




Ley Nº 46: NUNCA SE MUESTRE DEMASIADO PERFECTO

Siempre es peligroso mostrarse superior a los demás, pero lo más peligroso de todo es parecer libre de toda falla o debilidad. La envidia genera enemigos silenciosos. Lo inteligente es poner de manifiesto, de vez en cuando, sus defectos y admitir vicios inofensivos, a fin de desviar la envidia y parecer más humano y accesible. Sólo los dioses y los muertos pueden parecer perfectos impunemente


INVALIDACIÓN

La razón de tratar con cautela a los envidiosos es que son muy indirectos y encontrarán innumerables formas de socavarlo. Sin embargo, en algunos casos tratarlos con cuidado no hará sino empeorar la envidia, pues ellos percibirán que usted se comporta con cautela y lo tomarán como otra señal de superioridad. Es por eso que usted debe actuar antes de que la envidia se arraigue. No obstante, una vez que la envidia se ha instalado, a veces conviene optar por la acción opuesta: demuestre el máximo desdén hacia quienes lo envidian. En lugar de ocultar su perfección, hágala evidente. Así la buena fortuna y el poder que usted tiene se convierten en un infierno para el envidioso. Si usted alcanza una posición de poder inexpugnable, la envidia no podrá afectarle y gozará de la mejor de las venganzas: los otros están atrapados en la envidia, mientras que usted está libre en su poder




Ley Nº 47: NO VAYA MÁS ALLÁ DE SU OBJETIVO ORIGINAL; AL TRIUNFAR, APRNEDA CUÁNDO DETENERSE

El momento del triunfo es a menudo el momento de mayor peligro. En el fragor de la victoria, la arrogancia y un exceso de confianza en sus fuerzas pueden llegar a impulsarlo más allá de la meta que se había propuesto en un principio y al ir demasiado lejos serán más los enemigos que se creará que los que logre vencer. No permita que el éxito se les suba a la cabeza. No hay nada como la estrategia y la planificación cuidadosa. Fíjese un objetivo y, cuando lo alcance, deténgase.


INVALIDACIÓN

Maquiavelo dice: “o bien destruya a un hombre, o déjelo en paz por completo”. Castigar a medias o infligir una herida leve sólo genera un enemigo cuya amargura crecerá y con el tiempo lo impulsará a vengarse. Cuando usted derrota a un enemigo, haga su victoria completa y total: aplástelo y hágalo desaparecer. En el momento de la victoria no vacile en aplastar al enemigo derrotado, pero evite seguir avanzando sin necesidad contra otros. Sea implacable con su enemigo, pero no gane nuevos mediante una reacción excesiva. Hay quienes se vuelven más cautelosos que nunca después de un triunfo, pues lo ven como algo que sólo les aporta más posesiones de cuya protección deberán ocuparse. La cautela después de la victoria nunca debe hacerlo titubear o perder impulso, sino servirle de salvaguarda contra una acción precipitada. Por otra parte, el impulso a la acción es un fenómeno muy sobrevaluado. Usted crea sus propios éxitos, y si éstos siguen produciéndose uno tras otro, se deben a su propio accionar. La fe en estas “rachas” sólo lo condicionará en el aspecto emocional y lo tomará menos proclive a actuar de forma estratégica y más apto a repetir los mismos métodos. Deje la impulsividad para quienes no tienen nada mejor en que basarse




Ley Nº 48: SEA CAMBIANTE EN SU FORMA

Al adoptar una forma definida y tener un plan claro para todo el mundo, usted se convertirá en el blanco de ataques diversos, En lugar de brindar a sus enemigos algo concreto que atacar, manténgase flexible, adaptable y en movimiento. Acepte el hecho de que nada es absoluto y de que no existen las leyes fijas. La mejor forma de protegerse es mantenerse tan fluido y cambiante como el agua. Nunca apueste a la estabilidad ni a un orden perdurable. Todo cambia


INVALIDACIÓN

Utilizar el espacio para dispersarse y crear diseños abstractos no debiera ser sinónimo de abandonar la concentración de poder cuando ello resulta ventajoso y de gran valor. La ausencia de una forma definida hace que los adversarios busquen en todas partes y dispersen sus propias fuerzas, tanto mentales como físicas. Sin embargo, cuando usted al fin los enfrente, deberá asestarles un golpe poderoso y certero. Cuando usted juegue con la ausencia de forma, no pierda el control del proceso y tenga siempre presente la estrategia a largo plazo. Cuando adopte una forma y se lance al ataque, use la concentración, la rapidez y el poder
Y finalmente acabó la entrega. Ojalá lo encuentren tan interesante como yo, sobre todo porque estas leyes serán pilar fundamental para el siguiente tema...
Saludos a cualquiera que lea esta frase!

2 comentarios:

Carolus dijo...

No deberías leer esto... Es retorcidamente “maquiavélico”. Entra, mira y ya dirás qué te parece.

http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf

Mas sobre Maquiavelo y otros estrategas similares en
http://www.personal.able.es/cm.perez/

jose dijo...

Y bueno, ya que mencionas a Maquiavelo, recordar que él proponía mantener el poder mediante el uso de la razón. La alternativa de las 48 leyes se podría ver como un resumen de todo eso, pero no por ser "maquiavélico" debería ser considerado malo: la lógica y la objetividad deberían ser amorales y acá se habla sólo de la forma de ganar y mantener el poder. Ya leeré los links cuando tenga el tiempo apropiado...